Siga el baile, siga el baile

Silvia y Enrique estaban cansadísimos, pero fascinados de estar en Buenos Aires, sus vacaciones recién empezaban y parecía que no querían dejarle lugar al jet lag para aprovechar cada minuto de su viaje a Sudamérica.  Aunque cansados, quisieron seguir el baile de sábado por la tarde, así que enfilamos hacia Palermo Soho, el centro de la movida nocturna y de lo fashion.  Cuando ellos vinieron la primera vez, Palermo Soho no era más que Palermo viejo, un barrio de casas bajas que ningun turista visitaba, y que en estos últimos años se ha convertido en el lugar de las tendencias, la moda y uno de los polos gastronómicos más importantes.  Llegamos bien entrada la tarde, así que estacionamos donde pudimos y nos largamos a caminar por las callecitas de casas pintadas de forma pintoresca.  Deliraron con las tiendas de diseño y ropa (ella) y con las librerías (él), de entrada los llevé a un negocio que me gusta mucho que se llama Sopa de Príncipe, a comprarle un muñeco a su nena ( www.sopadeprincipe.com.ar)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: